Compartir

Por Mariano Rodolfo Martín

Sobre la Noche de los Lápices. Compañeros/as, PRESENTES

Cuando se difundió públicamente la historia de la Noche de Los Lápices, primero a través del testimonio de Pablo Diaz, luego por el libro de María Seoane y posteriormente por la Película, se consagró la existencia de un solo sobreviviente: Pablo Diaz. El resto de compañeros y compañeras, según la película, sí fueron secuestrados, torturados y luego asesinados. Esto es algo inexacto, ya que hubo más sobrevivientes y también se soslayaron los motivos reales de la militancia y causa de las caídas de tantos valiosos como recordados Compañeros/as.

Recordemos que las luchas por el boleto estudiantil se desarrollaron durante el segundo semestre de 1975, habiendo un gobierno democráticamente elegido, aunque represivo como el de Isabel y el auge de la triple A, pero con resquicios para la protesta reivindicativa sea de los secundarios, sindical y política.

Durante los interrogatorios a los compañeros/as no es mencionado por los torturadores el tema del boleto estudiantil.
Se los secuestró por su militancia orgánica en la UES, la agrupación era conducida por Clara Ciocchini y mantenían relación orgánica con Montoneros.

Al momento de realizarse tanto el libro como la película se eludieron estas cuestiones y guardaron cierta «lógica» debido a la imposibilidad de asumir la militancia plena de los Compañeros y los motivos por los cuales combatían a la dictadura, algo muy distinto al reclamo del boleto durante 1975.
Pleno auge de la teoría de los dos demonios alfonsinista.

Igualmente posibilitó que miles de jóvenes se enteraran de las atrocidades del Terrorismo de Estado y bien sabemos que la reconstrucción de la memoria en su justa medida, es una elaboración permanente de acuerdo a los tiempos y posibilidades políticas.

Comenta Emilce Moler:
– La Noche de los Lápices se asocia a la lucha por el boleto estudiantil, pero usted habla de una lucha política más amplia.
-“No creo que a mí me detuvieran por el boleto secundario. Esa lucha fue en el año ’75 y, además, no secuestraron a los miles de estudiantes que participaron en ella. Detuvieron a un grupo que militaba de una agrupación política. Todos los que están desaparecidos pertenecían a la UES, es decir que había un proyecto político, con escasa edad, pero proyecto político al fin.
Éramos militantes estudiantiles, no inocentes jóvenes que se movilizaban por una reivindicación gremial. A nosotros nos detuvieron por ser militantes de la UES, una organización Peronista. Es tiempo de recrear la historia y contar las cosas como fueron.
Nosotros militábamos y estábamos comprometidos. Nos pasábamos días y noches discutiendo políticas. Sabíamos muy bien lo que se venía a partir del golpe de estado de marzo de 1976. El boleto estudiantil fue una reivindicación más de la lucha que habíamos iniciado en las calles un año antes.
Durante mi detención nunca me preguntaron por el boleto estudiantil. Me preguntaban por mi militancia, me preguntaban por las armas, me pedían el nombre de otros compañeros y el castigo que me aplicaban era para que respondiera a esas preguntas”, recordó.

Aquella fatídica noche fueron secuestrados estudiantes secundarios en la ciudad de La Plata. Seis de ellos permanecen desaparecidos, otros estuvieron secuestrados, torturados y fueron legalizados como presos a disposición del PEN.

Los 6 compañeros desaparecidos son:

-DANIEL ALBERTO RACERO «Calibre», 18 años. Ingresó a la UES del Normal 3 de La Plata, Secuestrado en la casa de Horacio Ungaro el 16/09/76 fue visto en Arana y Pozo de Banfield.

-MARIA CLAUDIA FALCONE, 16 años. Hija de un ex intendente peronista de La Plata, se sumó a la UES a poco de ingresar a Bellas Artes. Secuestrada 16/09/76 en la casa de su abuela paterna, fue vista en Arana y Pozo de Banfield.

-MARIA CLARA CIOCCHINI,18 años. Alumna de colegios católicos, militaba en la UES de Bahía Blanca y debido a los crímenes de la Triple A y la CNU en esa ciudad, a fines del 75 se mudó a La Plata donde se inscribió en Bella Artes y se fue vivir a la casa de Claudia Falcone. Fueron secuestradas juntas el 16/09/76. Fue vista en Arana y Pozo de Banfield.

-FRANCISO LOPEZ MUNTANER «Panchito», 16 años, militó en la UES de Bellas Artes. Secuestrado 16/09/76, fue visto en Arana y Pozo de Banfield.

-CLAUDIO DE ACHA, 17 años, Tímido y gran lector, se incorporó a la UES luego de la muerte de Perón. Secuestrado 16/09/76, fue visto en Arana y Pozo de Banfield.

-HORACIO UNGARO, 17 años. En el 74 se sumó a la UES del Normal N 3. Gran lector y excelente alumno. Secuestrado 16/09/76, fue visto en Arana y Pozo de Banfield.

Cuatro de los Militantes que, entre el 16 y 17 de septiembre fueron secuestrados, lograron su libertad entre el 78 y el 80, tras estar a disposición del PEN (Poder Ejecutivo Nacional).

-GUSTAVO CALOTTI, «francés», 18 años. Egresado del Colegio Nacional de La Plata, era cadete policial cuando fue secuestrado 08/09/76. Había militado en la UES, pero en el ’76 ya se había desvinculado y estaba más próximo a agrupaciones de izquierda. Estuvo en Arana, Pozo de Quilmes, Comisaría 3 de Valentín Alsina y U-9 de La Plata (a disposición del PEN hasta 1979).

-EMILCE MOLER, 17 años. Militante de la UES en la Escuela de Bellas Artes, era hija de un comisario inspector retirado. Secuestrada el 17/09/76. Estuvo en Arana, Pozo de Quilmes, Comisaría 3 de Valentín Alsina y Devoto (a disposición del PEN hasta marzo 78).

-PATRICIA MIRANDA, 17 años. Estudiante De Bellas Artes, nunca participó de las luchas por el boleto estudiantil ni tuvo militancia política. Secuestrada el 17/09/76, nunca hizo la denuncia. Estuvo en Arana, Pozo de Quilmes, Valentín Alsina y Devoto (a disposición del PEN hasta marzo 78).

-PABLO DIAZ, 18 años. Hijo de un docente universitario peronista de derecha, fue expulsado de un colegio católico y recaló en «La Legión». Había militado en la UES, pero en 1976 militaba en la Juventud Guevarista. Secuestrado 21/09/76. Estuvo en Arana, Pozo de Banfield, Comisaría 3 de Valentín Alsina y U-9 de La Plata (a disposición del PEN hasta 1980).